UN DEPORTE SEGURO PARA NUESTROS PEQUEÑOS. El equipo de balonmano del colegio Inmaculada Jesuitas ha pasado esta mañana la revisión médica de aptitud

La mayoría de los niños están sanos, no tienen ninguna patología, pero las condiciones que provoca el deporte pueden poner de manifiesto algunos síntomas que pueden llevar a lesiones graves o indicarnos patologías subyacentes no detectadas en la consulta del pediatra, como las lesiones cardíacas que con frecuencia no se detectan hasta que el niño tiene síntomas, por eso algunas federaciones ya exigen certificados de aptitud.

En las revisiones médico-deportiva de aptitud que realizamos valoramos si existe alguna anomalía que dificulte la práctica deportiva, creando malas posturas, gestos o vicios debido a alguna alteración en su morfología. O si existe alteración que deba vigilarse más detenidamente por el especialista adecuado.

¿En que consiste una revisión médico-deportiva de aptitud para niños?

  • Historia clínica (detectar factores de riesgo)
  • Una exploración general de aparatos (sobre todo cardiopulmonar y locomotor)
  • Espirometría (pruebas respiratorias sencillas que miden la magnitud de las capacidades pulmonares)
  • Tensión arterial
  • Electrocardiograma (ECG) en reposo
  • Test de esfuerzo (adecuado para la edad del niño)

¿Cada cuanto tiempo se debe realizar este tipo de revisión?

Los niños están en continuo crecimiento y, al igual que su cuerpo cambia, también lo hace su metabolismo, por eso sería recomendable realizar una revisión de este tipo una vez al año. O incluso antes si se detecta algún factor de riesgo o el niño/a tiene algún síntoma inexplicable.

Desde Artro Centro Médico nuestra Doctora Raquel Moreno, especialista en medicina deportiva puede asegurar que tus hijos practiquen deporte sin riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.